13 julio 2009

La fibromialgia, una enfermedad de impacto social

La fibromialgia tiene un impacto fuerte en la vida de sus pacientes. El 90% de los médicos reconocen que es una condición particularmente debilitante y también reconocen que esta enfermedad impacta en el empleo de éstos. En México, la estadística de los médicos que comprenden la situación económica de los pacientes son números interesantes para comparar; en México salimos particularmente altos en cuanto que a los médicos se acercan al paciente y se dan cuenta, de cómo esta patología lo está afectando. A diferencia de otros países, podemos ver que los médicos de primer contacto, en segundo lugar los médicos especialistas son empáticos y comprenden el impacto financiero que esta patología tiene y tendrá sobre sus pacientes crónicos.

El sector femenino, el más afectado

La Dra. Betina Hernández, reumatóloga y gerente médico del área del dolor de un prestigiado laboratorio a nivel transnacional, comentó que una paciente tardó 18 meses antes de que decidiera ver a un médico. Los pacientes mexicanos son los que más se esperan en comparación con los demás países estudiados para acudir con un médico sea especialista o de primer contacto. Hernández recalcó que no siempre tienen el nivel de confianza y de comodidad al diagnosticar esta patología. “Esta encuesta-resalta-estudia tanto la percepción de los pacientes como la de sus médicos. En México específicamente tenemos la edad de las pacientes, la mayor parte de ellas está entre los 36 y 60 años. el género como era de esperarse es prioritariamente femenino”.

Diagnóstico tardío

Podemos ver que pacientes y médicos en México reconocen sin duda el efecto negativo de esta patología; más pacientes en México que en otra parte del mundo refieren gastar una suma importante de dinero por la fibromialgía, y 1 de cada 4 han faltado más de 40 días a trabajar, y experimentan más síntomas que en otro país pero esperan el mayor tiempo antes de ir al médico. Pocos sienten que el médico, la familia, la pareja y las amistades los apoyan y son comprensivos con su enfermedad. Los enfermos de fibromialgia esperaron bastante tiempo para acudir con el médico porque esperaban que sus síntomas desaparecieran solos, y en un 75% porque pensaban que eran síntomas diversos que podrían manejar por sí mismos, cimentarlos como una sola patología. Ahora bien, una vez que los pacientes mexicanos en esta encuesta llegaron con sus médicos tardaron cerca de dos años en ser diagnosticados con fibromialgia en promedio. Esto, una vez que ya decidieron buscar ayuda médica. En esta búsqueda de atención profesional consultaron un promedio de tres médicos, obteniendo el diagnóstico aproximadamente en la mitad de los casos de un médico de primer contacto.

Enfermedad mal comprendida

Los mismos médicos consideran que la mayor parte de los pacientes que ellos han auscultado han tenido, al menos una experiencia previa con un médico que no los tomó en serio, que pensó que era un estado de ánimo, una ganancia secundaria o que simplemente no decidió tratar su patología. Como podemos ver, el camino hacia encontrar el diagnóstico y el tratamiento de la fibromialgia suele ser difícil en muchos casos. El porcentaje de médicos tanto generales como especialistas han dicho “mi paciente antes de llegar conmigo, al menos en una ocasión no a sido tomado en serio por otro médico: caminos difíciles para los pacientes cuando buscan una alternativa para esta patología. Hacia el final de la encuesta encontramos ciertas discrepancias o contradicciones, aún cuando la mayoría de los médicos, en particular especialistas, señalan que por lo menos recibieron una capacitación adecuada (buena o muy buena) sobre fibromialgia, esto lo dicen el 65% de los médicos de primer contacto; y cerca del 90% de los especialistas en México, el 36% de los pacientes consideran que, en efecto los médicos se encuentran bien capacitados para diagnosticar y tratar su patología. Encontramos, entonces aquí ciertas discrepancias entre la percepción de los pacientes y la de los médicos que los tratan. Los pacientes (alrededor del 75%) piensan que, en general, es un poco a muy difícil obtener diagnóstico de este padecimiento, sólo la mitad de los médicos de primer contacto piensan que “es difícil a muy difícil el diagnóstico de esta enfermedad”. En general un buen porcentaje de médicos de primer contacto dice que la fibromialgia es frecuentemente mal diagnosticada y otro porcentaje no se siente cómodo al diagnosticar esta patología, lo cual constituye un reto para todos aquellos interesados en la fibromialgia y el mejor tratamiento para las pacientes que la padecen.

Abordaje multidisciplinario

“La fibromialgia presenta-concluye Hernández-, sin duda, un reto para el propio paciente para la familia y para el médico. Existen áreas de oportunidad para la investigación en fibromialgia y campos apasionantes que aún están pendientes por investigar en cuanto a patología clínica y alternativas terapéuticas. Todo lo anterior no es exclusivo de nosotros, lo compartimos con otros países como Korea y algunos países europeos. En las patologías complejas y con múltiples síntomas como la fibromialgia, se requiere sin duda de un abordaje multidisciplinario. Es por esto el interés de contar hoy con la asistencia de especialistas en dolor, neurología, reumatología y farmacología a quienes agradecemos enormemente su presencia”.

Por Héctor Medina Varalta

Fuente: http://informanet1.blogspot.com/

2 comentarios:

Angus dijo...

Tu blog me parece utilísimo. Muy bueno.

Tashano dijo...

Angus, muchas gracias por el comentario es una inyección de ánimos para seguir.

Un saludo cordial