10 abril 2009

El Negrín aplica a enfermos de Parkinson una novedosa cirugía que estimula el cerebro

El Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín ha realizado 32 intervenciones quirúrgicas a pacientes con enfermedad de Parkinson, a los que se ha aplicado una nueva técnica que estimula el cerebro, lo que permite recuperar su calidad de vida y autonomía inicial.

La nueva técnica intervencionista, que utiliza alta tecnología, ofrece la ventaja, con respecto a la tradicional, de reducir el tiempo de la operación en casi un 50 por ciento, al pasar de una media de 10 a 6 horas, informó hoy en un comunicado la Consejería de Sanidad del Gobierno canario.

La cirugía neuromoduladora consiste en implantar dos electrodos en el cerebro que restablecen el equilibrio de los circuitos que no están funcionando de forma adecuada mediante un sistema parecido a un GPS- Navegador con el que se logra no destruir nada del cerebro sino estimularlo.

Además, es una técnica bilateral y reversible, lo que permite volver a realizarla, si con el tiempo, el paciente empeora.

El Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín es centro de referencia en Canarias en el tratamiento quirúrgico de esta enfermedad a través de cirugía de neuromodulación, la técnica más novedosa que existe actualmente y que sólo se aplica en cinco hospitales del territorio nacional.

El Parkinson es una enfermedad del sistema nervioso entral, de carácter degenerativo, crónico, progresivo y lento, que afecta a la zona del cerebro encargada del control y coordinación del movimiento, del tono muscular y de la postura.

Los expertos aseguran que un diagnóstico adecuado y precoz permite instaurar una terapia eficaz, que es además capaz de aumentar la calidad y la expectativa de vida del paciente. Existen diversos medicamentos y técnicas de rehabilitación que aportan un beneficio importante durante buena parte de la enfermedad.

La Unidad de Parkinson del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín atiende a una media de cien pacientes al mes. Sin embargo, no todos son susceptibles de ser tratados mediante la cirugía. Existen algunas contraindicaciones como, por ejemplo, ser mayor de 70 años o padecer otras patologías que puedan interferir en el desarrollo de la intervención quirúrgica.

La nueva técnica quirúrgica que aplica el Negrín ofrece al paciente la posibilidad de ser intervenido quirúrgicamente en los casos en los que la medicación ya no es una respuesta adecuada al problema del enfermo.

Se estima que sólo el 10 por ciento de los pacientes con Parkinson se encuentra en esta situación.

La media de edad de las personas que han sido intervenidos con esta técnica en el centro hospitalario ronda los 60 años, si bien se ha dado el caso de intervenir quirúrgicamente a un paciente con 36 años.

Los neurólogos establecen tres tipos de tratamientos para los pacientes que no responden eficazmente a la medicación tradicional: Los implantes de bombas de Apomorfina; los de Duodopa y la cirugía. Cada una de las opciones se prescribe en función del historial de cada paciente.

La ventaja de la cirugía es que la técnica empleada permite estimular el cerebro de tal forma que el paciente, tras la intervención, recupera la calidad de vida que tenía al comienzo de la misma, un avance importante si se tiene en cuenta que se trata de una patología que aún no tiene curación.

La cirugía es uno de los tratamientos que mejor respuesta presenta cuando la resistencia a los medicamentos es mayor, al lograr que el paciente recupere su autonomía tras el postoperatorio llegando a recibir no sólo menor tratamiento farmacológico, sino que en algunos casos hasta pueden prescindir de él durante años.

Otra de las ventajas que presenta la cirugía neuromoduladora es que la técnica que se utiliza se vale de las nuevas tecnologías hasta el punto de lograr una precisión que no sólo mejora la eficacia de la misma, reduciendo las complicaciones, sino que reduce el tiempo de duración de la operación en casi un 50 por ciento con respecto a la técnica tradicional, al pasar de 10 a 6 horas. EFE

2 comentarios:

Mariaisabel dijo...

Ojalá podamos ir avanzando en nuevas técnicas, todo es poco para aliviar los problemas de los enfermos, sea la enfermedad que sea.
Un abrazo, con cariño

Tashano dijo...

María Isabel, esperemos que poco a poco todo vaya un poquito mejor, a mi personalmente me gustaría que fuera un poquito más rápido para todos... ya esta bien de sufrir!!!

Un cariñoso abrazo