20 agosto 2014

Fibromialgia y climaterio: Muchas molestias, una solución

18 de agosto de 2014 • 17:03

Existen múltiples razones para afirmar que la fibromialgia está directamente relacionada con el período de la menopausia. Quienes padecen esta enfermedad son mayoritariamente mujeres. Y nueve de cada 10 son mayores de 45 años… Se trata de mal en extremo desagradable, pero que a diferencia de otros tiempos, hoy se puede tratar.

Foto: Getty Images
¿A quién no le ha dolido el cuerpo alguna vez? Se estima que más del 10% de la población mundial sufre algún tipo de trastorno muscular y articular, cifra que se duplica pasado los 45 años. Se trata de un período complejo en la vida del ser humano en que el cuerpo comienza a manifestar diversas molestias y cambios para los que nadie está preparado. Cuando el dolor es generalizado y se acompaña de síntomas como trastornos del ánimo, decaimiento e insomnio, muchas veces estamos frente a un cuadro de fibromialgia.  
“Como se trata de una enfermedad que se manifiesta a través del dolor muscular, sueño poco reparador, fatiga crónica, estrés y puntos dolorosos específicos, muchas veces el camino que recorre un paciente desde que comienza con los síntomas hasta que se le entrega el diagnóstico final, es bastante engorroso”, señala el doctor Carlos Rencoret, ginecólogo experto en climaterio, secretario general de la Sociedad Chilena de Climaterio. Y agrega: “todavía, en pleno siglo XXI, no es sencillo diagnosticar la fibromialgia”.
Él mismo cuenta que ha recibido pacientes que han deambulado por distintos sistemas de salud y especialidades médicas, acumulando una infinidad de exámenes con resultados habitualmente normales, sin que nadie haya llegado al diagnóstico correcto. “No existe un examen específico que apoye el diagnóstico. Hoy se detecta por medios eminentemente clínicos,  lo que hace que no exista un tratamiento que logre ser 100% satisfactorio”, asegura el especialista.
Pero eso, al parecer, podría terminar… 
Recientes estudios han concluido que existe una fuerte similitud epidemiológica, sintomática y terapéutica entre la fibromialgia y el climaterio.  “El hallazgo es tan sorprendente, que nos ha llevado a plantear que una buena parte de las pacientes que presentan fibromialgia podrían tener involucrada trastornos hormonales propios del climaterio, lo que podría hacer la enfermedad muchísimo más llevadera”, sostiene el doctor Rencoret.
Lo anterior, no sólo tiene relevancia desde el punto de vista teórico. Su mayor aporte, dice el doctor Rencoret, está en la parte clínica. “Como la fibromialgia aún no tiene un tratamiento completamente satisfactorio, es posible que el tratamiento hormonal, que es altamente eficiente para tratar la sintomatología climatérica, pueda ayudar a estas mujeres. Para ello, es necesario estudios científicos en mujeres con fibromialgia y uso de tratamiento hormonal de reemplazo”.
Lo más recomendable, dice el doctor Rencoret, es tratar la fibromialgia con ejercicios, psicoterapia y fármacos. Estos últimos pueden ir desde los antidepresivos, que ayudan a aumentar la serotonina y la noradrenalina, o anticonvulsivos y antiepilépticos, que mejoran los dolores neuropáticos.
Sin duda una buena noticia, sobre todo considerando que en Chile más del 2% de la población sufre de fibromialgia, cifra que se eleva al 12% cuando se trata de mayores de 40 años, y al 50% si la medición se reduce sólo a mujeres mayores de 45 años.
INVESTIGACIÓN LATINOAMERICANA

UN RECIENTE ANÁLISIS DE LA RED LATINOAMERICANA DE INVESTIGACIÓN EN CLIMATERIO (REDLINC), GRUPO CREADO Y DIRIGIDO POR EL DR JE BLUMEL, ENDOCRINÓLOGO CHILENO, QUE ESTUDIÓ 8.373 MUJERES DE 40-59 AÑOS, EN 18 CIUDADES DE 12 PAÍSES LATINOAMERICANOS, CONFIRMÓ LA ALTA PREVALENCIA DE FIBROMIALGIA EN ESTA POBLACIÓN FEMENINA, ENCONTRANDO QUE 63% DE ELLA PRESENTABA ESTE TIPO DE DOLORES Y QUE EN 15,6%, LA SINTOMATOLOGÍA ERA SEVERA O MUY SEVERA.
LAS MUJERES CON ESTA SINTOMATOLOGÍA TIENEN MÁS EDAD, MENOR NIVEL SOCIOECONÓMICO, MÁS ANTECEDENTES PSIQUIÁTRICOS Y ESTÁN MAYORITARIAMENTE EN LA POSTMENOPAUSIA. EN LOS RESULTADOS DESTACA EL HECHO QUE LAS MUJERES AFECTADAS POR LA FIBROMIALGIA SE ASOCIAN EN FORMA DIRECTA CON UNA SERIE DE VARIABLES RELACIONADAS CON EL CLIMATERIO. EN LAS MUJERES QUE PRESENTAN ESTOS SÍNTOMAS CON SEVERIDAD EL PORCENTAJE DE MENOPÁUSICAS CASI DUPLICÓ AL DE LAS ASINTOMÁTICAS (62,4% VS 37,3%). ASIMISMO, SE ENCONTRÓ RELACIÓN ENTRE LAS ETAPAS DEL CLIMATERIO Y LA INTENSIDAD DE LOS SÍNTOMAS, LO QUE SE TRADUJO EN QUE EL PORCENTAJE DE MUJERES CON SÍNTOMAS DE DOLORES INTENSOS SE TRIPLICÓ EN LAS POSTMENOPÁUSICAS TARDÍAS EN RELACIÓN CON LAS PREMENOPÁUSICAS MENORES DE 45 AÑOS.
MÁS LLAMATIVO AÚN ES LA RELACIÓN DIRECTA QUE SE OBSERVA ENTRE LA INTENSIDAD DE LOS SÍNTOMAS VASOMOTORES Y LA FIBROMIALGIA, ENCONTRÁNDOSE QUE EN LAS MUJERES SIN SÍNTOMAS VASOMOTORES SÓLO 8,2% DE ELLAS PRESENTAN TRASTORNOS SEVEROS; EN CAMBIO, EN LAS MUJERES CON SÍNTOMAS VASOMOTORES MUY INTENSOS ESTA PREVALENCIA SE ELEVA A 60%.
UN MODELO DE REGRESIÓN LOGÍSTICA MOSTRÓ QUE LA VARIABLE QUE MÁS SE ASOCIA AL RIESGO DE TENER FIBROMIALGIA ES LA PRESENCIA DE SÍNTOMAS VASOMOTORES SEVEROS, LOS CUALES AUMENTAN MÁS DE SEIS VECES EL RIESGO. A MUCHA DISTANCIA APARECIÓ EL ANTECEDENTE DE CONSULTAS PSIQUIÁTRICAS POR LARGO TIEMPO, SEGUIDO DE LA MENOPAUSIA PRECOZ, LA MENOPAUSIA NATURAL, LA EDAD, EL ANTECEDENTE DE VIOLACIÓN, EL USO DE PSICOFÁRMACOS, EL CONSUMO DE CIGARRILLOS Y EL BAJO NIVEL DE ESCOLARIDAD. DENTRO DE LOS FACTORES ASOCIADOS A TENER MENOR RIESGO DE FIBROMIALGIA APARECE EN PRIMER LUGAR LA PERCEPCIÓN DE BUENA SALUD, EL MEJOR NIVEL SOCIO-ECONÓMICO, REFLEJADO EN LA CAPACIDAD DE PAGAR POR LA ATENCIÓN DE SALUD, Y LA TERAPIA HORMONAL.