12 marzo 2009

Se ha celebrado el XII Congreso de la Sociedad Valenciana de Reumatología

El 80% de las incapacidades laborales en la Comunitat Valenciana se debe a alguna enfermedad reumática.

El uso de analgésicos opioides para combatir lumbalgias, dolor de hombros, etc., se enfrenta a cierta reticencia por parte tanto del paciente como del médico que lo trata, debido a determinados prejuicios arraigados en la sociedad.


El 80% de las incapacidades laborales (que engloba tanto las transitorias como las permanentes) en la Comunitat Valenciana, se debe a alguna enfermedad reumática, según se ha asegurado en el XII Congreso de la Sociedad Valenciana de Reumatología (SVR), que se ha celebrado este fin de semana en Altea (Alicante). Esta cifra alcanza el 50% para el conjunto de España, según ha afirmado la Dra. Cristina Fernández, reumatóloga del Hospital de Elda (Alicante).

Las enfermedades reumáticas son las patologías crónicas y degenerativas que causan mayor impacto en la calidad de vida de la población, ya sea a nivel físico o psicológico. Estas patologías, entre las que destacan la lumbalgia, la artrosis de rodilla y de mano, la osteoporosis y la artritis reumatoide, tienen una prevalencia muy elevada en España, ya que afecta al 22,6% de los españoles mayores de 20 años.

Según ha indicado la Dra. Fernández, el 45% de la población española padece lumbalgia en algún momento durante un período de seis meses. De hecho, las enfermedades relacionadas con enfermedades reumáticas, ya sean de patología inflamatoria como no inflamatoria, representan la mitad de las incapacidades laborales en España. Por ese motivo, los expertos reunidos en el Palau de Altea, han resaltado la importancia en la prevención, diagnosis y tratamiento precoz de estas enfermedades, tanto para la salud de los enfermos como por su incidencia en el mundo laboral.

Importancia de los opiáceos en el tratamiento del dolor
En dos jornadas intensas por la importancia de las ponencias y sus conclusiones, también se ha hablado de la importancia de los fármacos opiáceos en el tratamiento del dolor. En la actualidad, y fruto de las últimas investigaciones y avances en el uso de fármacos opioides, existen numerosos medicamentos muy eficaces para el tratamiento de enfermedades que cursan con un fuerte dolor. El Dr. Gregorio Santos, del Hospital Marina Baixa, de Villajoyosa, ha asegurado que el uso de analgésicos opioides para combatir lumbalgias, dolor de hombros, etc., se enfrenta a cierta reticencia por parte tanto del paciente como del médico que lo trata por determinados prejuicios arraigados en la sociedad.

En opinión del Dr. Santos, “pese a que está probado que el uso continuado de analgésicos tradicionales conlleva ciertas contraindicaciones que los vuelven menos eficaces, la solución de añadir y combinar estos fármacos con opioides para lograr una mayor eficacia se ve frenada por los prejuicios que existen sobre estos derivados, que hace que no se receten ni se extienda su uso”.

Actualmente, a pesar de la consciencia por parte del colectivo médico de sus utilidades, se utiliza fundamentalmente en tratamientos hospitalarios. Pero, subraya el Dr. Santos, las últimas mejoras en la forma de administración, el control sobre la disminución de las dosis eficaces, el uso de parches, etc., hacen que se pueda aplicar, desde ya, a un uso ambulatorio. “Son tratamientos complementarios que se deben de tener, hoy por hoy, muy en cuenta”.

Fibromialgia: avances terapéuticos
En otra de las ponencias presentadas, la Dra. Pilar Bernabeu, del Hospital Universitario San Juan, ha afirmado que, en la actualidad, siguen sin conocerse las causas de la Fibromialgia, una enfermedad con una alta prevalencia en la población mayor, lo que puede derivar en un fracaso curativo.

La Fibromialgia (FM) se refiere a un grupo de síntomas y trastornos reumáticos, caracterizados fundamentalmente por dolor crónico generalizado, fatiga extrema y rigidez de intensidad variable de los músculos, tendones y tejido blando circundante, y un amplio rango de otros síntomas.

Según la Dra. Bernabeu, la fibromialgia necesita de un abordaje multidisciplinar basado en 4 puntos fundamentales:

1. La educación sanitaria, la información y la comunicación, como bases del éxito de la terapia.
2. Avances en el tratamiento farmacológico. El uso de anti-depresivos, combinados con los analgésicos, ha demostrado su eficacia en estos pacientes. Aunque su uso todavía no ha sido aprobado más que por la FDA (Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU.), los especialistas llevan utilizando estos fármacos desde hace tiempo, con buenos resultados para la mitiga del dolor, la depresión, etc.
3. Realización de ejercicio físico.
4. Manejo psicológico. El especialista reumatólogo tiene que estar alerta para derivar, según el caso, al paciente hacia otros especialistas, como psicólogos, etc.

Los Congresos de la SVR se organizan alternativamente en una de las tres provincias de la Comunitat Valenciana cada año, desde 1989, y representan la esencia de la labor científica, informativa y divulgativa que la SVR desempeña.

2 comentarios:

volquete dijo...

yo creo que esto en parte se debe a los trabajos tan sedentarios y las malas posturas yo por ejemplo trabajo varias horas frente a la computadora y es casi imposible estar en buena posicion todo el tiempo!

Tashano dijo...

Volquete,

La verdad es que el tipo de vida que llevamos, y las condiciones del mobiliario de las oficinas dejan mucho que desear, también hay que contar que no nos queda tiempo para hacer ningún tipo de deporte, excepto el "sillonbol".

Un saludo