07 marzo 2009

Confirman el primer caso de dengue

Después del brote de dengue que registró la provincia en el 2007, ayer se confirmó el primer paciente con la enfermedad. Aunque los resultados del análisis serológico dieron positivo, desde Salud Pública hablan de “caso sospechoso”, mientras esperan la contraprueba del Instituto Maiztegui, en Buenos Aires.

Después de dos años de no registrarse enfermos por esta patología, en la tarde del lunes se confirmó un caso de dengue importado en una mujer mayor de 70 años. Si bien la primera prueba de laboratorio dio positiva para la enfermedad, desde el Ministerio de Salud Pública prefieren hablar de “caso sospechoso” hasta tanto no se tengan los resultados del segundo examen serológico. Ayer, equipos de salud de la cartera sanitaria local y municipal realizaron un monitoreo vectorial y control focal de la enfermedad por Paraguay al 1300 y zonas aledañas, en el barrio Libertad, donde se aloja la persona afectada.
En diálogo con El Litoral, la subdirectora de Zoonosis y Control de Vectores de la Provincia, Karina Ramos, comentó que se trata de una mujer de unos 79 años, oriunda de Tres Isletas (Chaco), donde -aparentemente- contrajo la enfermedad.
“Empezó con un cuadro febril, dolores musculares y articulares y un pequeño rash en la piel, por lo que su hijo fue a buscarla y la trajo a esta ciudad para que sea atendida en un centro de salud. Después de diversas pruebas, y por la sintomatología que presentaba, se le realizó un análisis para dengue en el Laboratorio Central, que confirmó esta patología”, contó la médica veterinaria.
Desde el viernes pasado, la mujer se encuentra alojada en una vivienda del barrio Libertad, ubicada por Paraguay al 1300, “pero se tuvo que esperar unos días para tomarle la muestra de sangre. Ayer a la mañana se le realizó (por el lunes) y a la tarde ya se tuvo la confirmación de que se trata de un caso de dengue clásico”, mencionó Ramos.
Ahora, resta aguardar diez días, ver la evolución del nivel de anticuerpos para poder tomarle otra muestra y enviarla al Instituto Maiztegui (Buenos Aires) para tener la reconfirmación o no de la enfermedad, dijo la funcionaria.

Tareas preventivas
Tras tomar conocimiento del caso importado -aclaró Ramos-, desde las 8 y 12 de ayer, “junto con el equipo de Saneamiento Ambiental del Municipio realizamos tareas de control focal y monitoreo vectorial en las casas de la manzana donde está el foco; y en todas las viviendas de los cuatro frentes de manzana. La fumigación se hizo en unos 150 metros alrededor de la casa en cuestión, que es el sobrevuelo aproximado del vector”, el mosquito Aedes aegypti.
Asimismo, la veterinaria contó que se desarrolló un relevamiento de casos febriles encuestando a personas que podrían padecer los síntomas “afortunadamente no se detectaron pacientes” -dijo-; se repartió folletos informativos a las familias y repelente en aerosol para los adultos y en crema para los chicos. Ramos destacó la predisposición de los vecinos a abrir las puertas de sus casas para que los equipos puedan realizar sus tareas de prevención.
Por otra parte, solicitó la concientización y la colaboración de la comunidad para que mantengan el ordenamiento del medio, eliminando los elementos en desuso que puedan acumular agua y de esta manera evitar focos de reproducción del Aedes. También, que toda persona que presente síntomas de la enfermedad como fiebre, dolores musculares, articulares y de cabeza que acudan de inmediato a un centro de salud.

“No es suficiente”
Consultado al respecto de este caso, el secretario de Salud del Municipio capitalino, Angel Valmaggia, reconoció que “todas las tareas preventivas que se puedan hacer desde la Comuna y la Provincia no son suficientes para combatir al vector”. Por ello, instó a la concientización de la población y aplicar las medidas preventivas. “Hay que extremar las actividades por Corrientes es una de las zonas de riesgo para el mal”, resaltó el funcionario al tiempo que dejó entrever que en el marco del monitoreo vectorial en las casas vecinas, el equipo municipal encontró la presencia de larvas del Aedes. Un panorama similar que se reflejó en los operativos que realizó Salud Pública la semana pasada por otros barrios de la ciudad con la participación de técnicos nacionales.
Vale decir que por esta problemática, como por otras patologías vectoriales, Corrientes participó ayer de un encuentro regional en San Borja (Brasil) con el fin de unificar estrategias de acción (más información en página 16).

EL DATO
La Subdirectora de Zoonosis señaló que “una vez que pase el periodo de incubación de la enfermedad, entre 6 y 7 días, la viremia deja de ser contagiosa”.

No hay comentarios: